Venezuela. Dos años y medio después

jueves, octubre 12, 2006

Por fin después de dos años y medio en Puerto Rico he podido tomarme mis primeras vacaciones. Bueno, en realidad son mis primeras vacaciones desde el 2000, y eso porque eran vacaciones colectivas obligatorias.
Siempre por x o y razón (entiéndase dinero) nunca me había decidido a tomar vacaciones, es una KK que por estar pelando uno tenga que quedarse en casa durante las vacaciones. En fin, que después de ahorrarme unos churupos y planificar la cosa me fui a Venezuela a ver como estaba la cosa.
Solo voy a remitirme a tres ciudades en particular ya que fueron las que visite: La Guaira, Caracas y Barinas.

La Guaira: El aeropuerto de Maiquetía fue remodelado, bien moderno, mucho mas grande y, aunque usted no lo crea, mas ordenado. Hay que estar pilas de lo que uno trae de afuera, es mejor declararlo todo y así se evitaran problemas, dependiendo de lo que traigan los oficiales del Seniat les mandaran a pagar un monto X en impuesto, yo tuve que pagar 50$ en impuesto por declarar 600$ en artículos. En fin, estén preparados para pagar impuestos en cuanto lleguen y si es posible, tengan bolívares a la mano para ese fin. Las playas, simplemente lo mismo, el que vende “Rompe Colchón”, el que vende pulseritas, el de las cervezas, el gentío, el calor, el del reproductor a todo tren y el agua contaminada, un paraíso turístico.

Caracas: A pesar de ser caraqueño, y haber vivido en esta ciudad mis primeros 26 años de vida, estéticamente la ciudad nunca me ha parecido la meca del urbanismo y la belleza arquitectónica así que por ese lado los cambios han sido nulos. Del resto, el cambio a nivel humano y económico es impresionante, nunca en mi vida vi a Caracas tan llena de gente, parece como si la población se hubiese duplicado en este tiempo que he estado afuera, en el metro, en la calle, en la cantidad de carros, se nota que hay muchísima gente en un espacio reducido. Lo que si me pareció interesante y un tanto extraño es que se nota que hay dinero en la calle, los bancos están dando créditos a diestra y siniestra para cosas tan banales como operaciones de lolas y de nariz y es mucho más fácil que antes conseguir una tarjeta de crédito. Los sueldos en líneas generales están mas altos ha pesar de que el costo de las cosas se ha disparado como nunca.

Barinas: Una ciudad grande y moderna aunque aun conserva mucho de su ambiente de pueblo llanero, fue mi primera vez allá y fue donde pase la mayor cantidad de tiempo en mis dos semanas en Venezuela. Una ciudad limpia, con un costo de vida más bajo y en desarrollo, por ejemplo hay un Centro Comercial recién inaugurado y tres en construcción. Pocas, aunque muy buenas discotecas, sitios para pasear en fin me pareció buena incluso para vivir, pero, y allí esta el pero, no vi muchas oportunidades de empleo, tampoco me puse a buscarlas, pero no se ve que existan, la gente vive del comercio o de las empresas grandes y fabricas que hay en los alrededores. Ojo, puedo estar equivocado.

Conclusión: A pesar que estaba preparado para encontrarme el infierno en la tierra, me encontré con un país bastante cambiado a pesar del relativo poco tiempo que ha pasado, la economía si bien sigue siendo deficiente, la encontré mas “dinámica” si se puede decir. La gente igual, fiesteros y alegres aunque el caraqueño esta un poco mas a la defensiva, ¡la ciudad esta ruda hermano!
En lo personal, si bien me encontré con un país “menos malo” de lo que me esperaba, no creo que al menos a largo plazo regrese un día a vivir de nuevo allá, amo a mi país, soy venezolano hasta los cromosomas y caraqueño por nacimiento y convicción pero, como ocurre en los divorcios o las rupturas una vez que se separan, cada cual toma rumbos evolutivos distintos y se hacen cada vez mas desconocidos el uno del otro hasta el punto de ser un par de extraños.

Nota: Este post fue originalmente escrito el Domingo 17 de
Septiembre, 2006. En ese momento tenia por error la opcion de comments deshabilitada, sorry! Espero que aun tengan ganas de comentar ;-)

Otros posts interesantes

3 comentarios

  1. Hola Leslie, cualquier cosa estamos a la orden por aqui ;-)y ya me inscribi en arepitas, despues le hecho el ojito con calma.

    ResponderEliminar
  2. Hola!, me gustó este tema del divorcio, comparto mucho tu opinión, yo cuando fui a Caracas en diciembre tuve exactamente la misma impresión que tu, yo tambien me siento más vzla que la arepa, pero creo que no vuelvo por unos buenos años a mi país.
    Saludos y gracias por tu visita y comment!
    La rusa

    ResponderEliminar
  3. Bien, yo estuve algunas veces en Vnzla y tambien he sentido estos cambios, creo que Vnzla sigue adelante.
    Xico Rocha

    ResponderEliminar