Un Verano en Nueva York, 2009.

lunes, agosto 31, 2009

Casi tres años después de mi fugaz visita de ocho horas y aprovechando la visita de unos panas de Venezuela (gracias por venir, no tienen idea de lo feliz que me han hecho) tuve la oportunidad esta vez de quedarme seis días en la Gran Manzana.
A diferencia de la vez anterior en la cual fui en Otoño, esta vez fui en pleno apogeo del verano, increíble comparar la misma ciudad en la cual años antes me estaba muriendo de frío con un una ciudad en la cual la mayoría andaba en shorts y donde hacia por momentos un calor cual Caracas en Semana Santa.
Como todos buenos turistas fuimos a muchas, aunque no todas, las atracciones más famosas de la ciudad:
Central Park: El pulmón de New York, imposible imaginar ésta ciudad sin su parque. Te hace olvidar por momentos que estás en NY, es como diría un pana "el Parque del Este en esteroides".
Central Park Zoo: Lo buscamos por un rato pero al final fue el quien nos encontró, sorprende lo pequeño que es pero muy bien cuidado.
Chinatown: Tardamos casi toda una tarde en encontrarlo y en honor a la verdad no me gustó tanto, prefiero el de Philadelphia si lo comparamos con otro chinatown aunque si no se puede negar que este es el mas "Chino" de los Chinatowns que he visto en mi vida, hasta vendían cangrejos vivos.
Little Italy: Lo que alguna vez fue el Guetto de los italianos que migraron a Europa en el año de la nona, coincidimos con una competencia local de opera (primera vez que escucho opera en vivo).
SOHO y NOHO: El lugar de los artistas, bohemios, estudiantes y demás fauna urbana por excelencia. Mucha gente joven, buhoneros (sip, buhoneros) vendiendo bisutería y recuerdos hechos a mano, también el lugar donde está la tienda Apple.
Ground Zero: Lugar donde se alzaban las difuntas torres gemelas, ya no están los carteles commemorativos del 9/11 y es ahora solo un sitio en construcción.
Rockefeller Center: Siempre lo imagine grande y majestuoso, me pareció mas bien pequeño y sin mucho encanto, no se si porque en verano no está la pista y el árbol pero del resto solo fue otro desencanto producto de años de verlo a través de películas.
Estatua de la Libertad: La infaltable, la visita obligada, no has ido a NY si no has ido a la estatua. Como en la vez anterior, solo pude ver la estatua desde afuera ya que para ir al pedestal y la corona hay que hacer la reservación por internet, y ya están copadas las visitas hasta Septiembre!
Ellis Island: Fuimos básicamente porque nos equivocamos de Ferry y casi aterrizamos en New Jersey, tiene un museo con la historia y fotos de los inmigrantes que llegaron a Nueva York en la época antigua.
El Metro de NY: Oscila entre las estaciones nuevas o por lo menos arregladas, hasta lugares de pesadilla sacados del mismísimo Silent Hill como la estación que está cercana al City Hall.
Queens: Donde "vivimos" durante esos seis día, una de la zonas residenciales de Nueva York. Me pareció muy diferente a la idea preconcebida que uno tiene de Queens por las películas, la zona se me pareció a la Av. Libetador de Caracas.
En conclusión Nueva York es una ciudad que necesita mucho más que solo seis días para solo considerar que se conoce al menos lo básico. La vida es rápida, cada quien anda en lo suyo y hay muchos pero muchos extranjeros en especias asiáticos.
En mi primera visita la ciudad me dejo la impresión de no querer vivir en ella, luego de haberla conocido un poco mejor puedo decir que lo intentaría mas solo por un tiempo para tener una experiencia de vida en NY pero no como un lugar para echar raíces.



P.D.: Como nota curiosa me sorprendió el hecho de que muchos americanos de pura sepa nos atendieran en español.

Otros posts interesantes

1 comentarios

  1. Que bello ese relato de tus vacaciones de verano en NY , pero mejor aún fue compartirlas contigo, un viaje inolvidable ....que recordaré por mucho tiempo em mi memoria, los 2 lugares encantadores uno más que el otro...que bueno que te pudimos visitar alfin y que bueno que lo difrutaste al igual que yo ; )... Solo queda espera las próximas vacaciones que desde ya deseo que vengas de nuevo conmigo ... un abrazo inmenso .

    ResponderEliminar