Vacaciónes en Venezuela 2010 (VI)

viernes, marzo 26, 2010


Hace casi ya una semana que regresé de mi viaje de vacaciones a Venezuela.
Encontré una Caracas que podría jurar tiene el doble de gente de la que tenía cuando me fui. Con colas de carros en la calle y aglomeración de gente en el metro a toda hora del día, ya no existen las horas pico, simplemente Caracas vive una hora pico infinita.
Si hay mucho calor, aunque hubo noches frescas, y la temperatura no me pareció tan extraordinariamente alta como me habían advertido. Bueno, viviendo en una isla uno se acostumbra al calor extremo.
En relación al estado general de la ciudad, puedo decir que está igual que siempre: desordenada. La Caracas que conozco nunca ha sido el ejemplo de la limpieza y el orden, tal vez en un pasado remoto lo fue, pero yo nací después de ese tiempo por lo que su desastre no me sorprende. Bueno, estuvo el agravante de la falta de aire acondicionado en todas partes por aquello del ahorro de energía, lo que hizo lo del calor algo mas difícil de llevar.
Lo que si me sorprendió fue lo estúpidamente caro de las cosas, entiéndase todo: comida, electrodomésticos, muebles, ropa, artículos electrónicos, computadoras, en fin, todo. Parece que cuando te quieren vender algo te lo cobran con el dolar a precio del mercado negro, amarillo, azul, verde y rojo además del pasaje, la gasolina, el hotel, la prostituta, la mojada de mano al guardia de la aduana y demás gastos que hicieron para traer el producto y por supuesto su ganancia.
Del resto simplemente encontré a Caracas siendo lo que mejor es: Caracas. Para todo caraqueño nacido y/o criado en esa ciudad no debería sorprenderle muchas de las cosas que allí ocurren.

Otros posts interesantes

1 comentarios

  1. Caracas .....amada por unos, odiada por otros....la urbe que colapsó y se vovió una completa anarquía .... pero es nuestra ciudad natal... ni modo... esperemos que algún día se convierta en una capital más llevadera para todos y sobre todo más limpia y segura !! La esperanza es lo último que se pierde, Dios quiera sea así .... Un abrazo : )

    ResponderEliminar