Mi viaje a Bogotá: Preparativos y llegada | Güevonadas.com

martes, agosto 04, 2015

Cada asiento contaba con pantalla de "Televisión".
Se podían escoger películas, series y ¡hasta videojuegos!
Hace ya un mes que tuve la oportunidad de hacer una pequeña visita a la ciudad de Bogotá, Colombia. Los motivos se podría decir que fueron y no fueron vacaciónes, pero esos detalles por ahora no se si contarlos, tal vez lo haga mas adelante. Por ahora describiré lo que fue en líneas generales mi experiencia en esta visita de cinco días a la hermana república (hermana de Venezuela, le queda al lado).

Los preparativos


Estas mini vacaciones las preparé con unos cuantos meses de anticipación, mas que todo por raz;ones económicas, fueron varios meses metiéndome casi a diario en páginas web de venta de boletos aéreos monitoreando las subidas y bajadas en los costos de los pasajes. Hay que ver lo fluctuante que son los precios dependiendo del día y la hora en que uno se meta a ver en esos sitios, un dolor de cabeza.

Despues de tanto verificar, la aerolínea escogida fue Avianca. Como aerolínea colombiana, era la única que ofrecía un vuelo directo desde Puerto Rico hasta Bogotá además de ofrecer un precio mas barato que la otra aerólinea verificada: COPA, además de que por COPA tendría que hacer una parada en Panamá, alargando el viaje a 6 horas de duración en comparación con las dos horas que duraría por Avianca.

El vuelo de ida


Si bien pude conseguir un pasaje a un costo relativamente económico, no tuve la misma suerte con el horario ya que la salida del vuelo me tocó a las 7:00pm hora se San Juan, en decir, el viaje sería completamente nocturno. Quería hacer el tipico video despegando de un sitio y llegando a otro para subirlo al canal de Youtube del blog, pero al viajar de noche y al tocarme el asiento del pasillo la idea fue desechada completamente. La próxima vez veré si se pueden encoger los asientos al reservar el vuelo, aunque segun me han dicho por hacer eso te cobran.

Para los vuelos internacionales siempre le piden a uno llegar con tres horas de anticipación, yo llegué con dos. Ya anteriormente me ha pasado que luego de que llego y chequeo maletas tengo que sentarme como una ostra durante horas a esperar la salidad del vuelo. Lamentablemente, esta vez la salida del vuelo se retrasó una hora por lo que salí casi a las 8:00pm teniendo que llevar a cabo la operación ostra si o si.

Por fin abordé el vuelo y sorprendentemente vi que el mismo iba lleno a capacidad, me pareció que el tráfico San Juan-Bogotá es alto para la poca cantidad de colombianos que he conocido en Puerto Rico pero luego al escuchar hablar a varios pasajeros me di cuenta que San Juan es usado mucho por Avianca como escala para los vuelos hacia Colombia que vienen de los Estados Unidos.

El avión de Avianca era bastante grande, ignoro el modelo, pero estaba limpio y se podría decir que al menos cosméticamente en el área de pasajeros, tenía buen mantenimiento. Una cosa que me sorprendió fue que cada asiento contaba con su propia pantalla de "Televisión" en la que se podían escoger películas, series y ¡hasta videojuegos! de hecho la pantalla venía con un control remoto que hasta servía de joystick para jugar estos videojuegos, yo jugué Pac-Man un rato para recordar viejos tiempos :-D

Control remoto que servía de joystick, yo jugué Pac-Man un rato :-D
Sobre la comida, la misma estuvo excelente, uno viviendo en el sistema americano está acostumbrado a que las aerolíneas ya no te dan nada. La última vez que viajé con American Airlines por ejemplo, solo me dieron una micro bolsa con algo que parecían un intento de pretzels salados y un mini vaso de coca-cola con un hielo del tamaño de la mitad del vaso y si quería algo mas, por ejemplo un sandwich, mejor dicho una acemita con media lonja de queso amarillo, media lonja de jamón y una mini lechuga tenía que pagar 5$. En Avianca, si mal no recuerdo, nos sirvieron un plato con jamón de cerdo, queso suizo, salchichón y jamón de pavo además de una ensalada de lechuga, zanahoria y repollo con aderezo de salsa ranch, y para completar, un brownie de postre. Chúpate esa American Airlines.

Llegada a Bogotá


El vuelo aterrizó en Bogotá poco después de las 9:00pm hora local, Bogotá tiene una hora menos que San Juan. No salimos por un anden o túnel como generalmente se salen los pasajeros de los vuelos sino que el avión se "estacionó" lejos de los andenes por lo que tuvimos que bajar directamente a la pista donde nos recogieron varios autobuses que nos llevaron al área de pasajeros del aeropuerto.

Ya me habían dicho que Bogotá era una ciudad fría por lo que iba preparado con una chaqueta, la temperatura esa noche segun nos informaron estaba a 13 grados centígrados, al vivir en una ciudad tan calurosa como San Juan el cambio de clima se siente.

Llegamos por fin al área de pasajeros, no se si habían llegado muchos vuelos ese día o que pero el aeropuerto estaba full, la cola en inmigración daba varios zig-zags del gentío que había, duré mas diez minutos en llegar a que me atendieran los oficiales de inmigración.

Me toco una oficial de inmigración, me pidieron el pasaporte y me preguntaron el motivo de mi viaje y los días que planeaba estar en el país además de la dirección donde me iba a quedar y el nombre y teléfono de la persona que me iba a recibir en esa dirección. No me pidieron que mostrara el pasaje de regreso ni la cantidad de dinero que llevaba conmigo. Me presenté con el pasaporte americano, la persona que me recibió en Colombia me sugirió que usara ese para entrar al país, ignoro como sería la experiencia en inmigración de haber usado el pasaporte venezolano.

Al salir de inmigración y recoger las maletas pasé por el área de las tiendas Duty Free y los mini restaurantes pero lo que buscaba era un sitio para cambiar mis dólares americanos a pesos colombianos para poder pagar el taxi que me llevaría al sitio donde me iba a quedar. En esa misma área encontré una Casa de Cambio(*) que según leí en las ventanillas ¡trabajaba las 24 horas! y en ella se podían conseguir la mayoría de las monedas latinoamericanas (incluyendo Bolívares aunque usted no lo crea) además de Euros, Libras Esterlinas, Dólares Canadienses y hasta Dólares de Nueva Zelanda y Australia.

El cambio me salió a 2400 Pesos Colombianos por Dólar Americano.
Solo cambié 40 dólares americanos a pesos colombianos en ese momento, me habían dicho que el taxi me cobraría aproximadamente 45.000 pesos. La tasa se cambio ese día y en ese lugar estaba a 2.400 pesos colombianos por dólar americano por lo que me fui a tomar el taxi con 96.000 pesos en mi bolsillo. Justo antes de salir del aeropuerto había un establecimiento de servicio de taxis, me asomé a la puerta primero y vi que afuera había un movimiento descomunal de gente y pensé que mejor sería pedir una taxi desde acá adentro y evitarme el gentío aufera, estaba en un país desconocido, estaba solo y seguía siendo latinoamérica asi que me fui "a la segura" y pedí el taxi adentro.

El servicio lo cobraban por adelantado en el mismo establecimiento, el costo del servicio desde el aeropuerto hasta la zona donde me iba a quedar, Barrio Los Cedritos, si mal no recuerdo me salió en 67.000 pesos, casi 22.000 pesos mas de lo que pensé que costaría. Me pareció costoso pero ni modo, ya estaba hecho el trámite y ya yo quería llegar a mi destino por lo que tomé ese taxi, una camioneta tipo van bastante espaciosa donde solo iba yo.

Luego de 40 minutos de viaje, al parecer esa zona de Los Cedritos no está tan cerca del aeropuerto El Dorado de Bogotá, llegué a mi destino. Creo que en el transcurso del viajey conforme se hacía mas de noche la temeratura siguió bajando por que al llegar a mi destino vi como me salía "humo" al hablar, la verdad Bogotá es bastante frío.

Llegué casi a las 11:00pm hora de Bogotá y quien me recibió me dijo que Bogotá tiene tres temperaturas: frío, mas frío y congelado.

Y hasta aquí mi periplo de llegada, ya el post está bastante largo como está. Mas adelante contaré otras experiencias de este viaje.

(*) Cuenta la leyenda que hubo una época en la que Venezuela contaba estos establecimientos y se podía ir a cambiar libremente billetes de un país por los de otro, pero esta experiencia es ahora considerada un crimen en la revolucionaria y socialista patria de Bolívar.

Otros posts interesantes

0 comentarios