Mi viaje a Bogotá: Conociendo los alrededores | Güevonadas.com

jueves, agosto 06, 2015

Tamal Santandereano de pollo, no recuerdo como se llamaba el pan.
El primer día lo gasté literalmente en el viaje, llegué muy tarde a la ciudad así que solo fue hablar por un rato, comer algo ligero e irme a dormir. La noche de Bogotá es fría, aunque con la costumbre de dormir en un sitio caluroso como San Juan, unas cuantas noches frías se aceptan sin problemas, tenía mucho tiempo que no dormía con sábanas.

Al día siguiente nos levantamos temprano, las personas que me recibieron también estaban de vacaciones así que básicamente ese día fue de paseo, con la chaqueta encima para soportar el frío de Bogotá. En la mañana lo que hicimos fue ir a desayunar a una lunchería de las muchas que hay en la zona y pasear por los alrededores. El Barrio Los Cedritos es una zona clase media y en estos momentos hay como que un boom en el sector de la construcción, conté mas de tres construcciones en las pocas cuadras a la redonda del sitio donde estaba, bastantes edificios nuevos y muchos apartamentos en venta y/o alquiler.

El desayuno en la lunchería a la que fuimos fue bastante bueno, me sugirieron que comiera un plato típico colombiano llamado Tamal Santandereano, me lo describieron de la mejor manera posible pero con la palabra tamal mi mente se fué a México, total que les tome la palabra y pedí uno. El Tamal Santandereano es como una mezcla entre Hallaca Venezolana, envuelta en la misma hoja tradicional de mata de plátano pero mas o menos al estilo del tamal mexicano.

La forma de servirlo es picado por la mitad y con la parte comestible hacia arriba con la hoja haciendo función de vaso-plato por lo que no hay necesidad de desenvolverlo completamente. El mío lo pedí con pollo, bastante bueno y sustancioso, un desayuno de campeones.

Luego del desayuno nos fuimos a pasear por la zona. Había escuelas, panaderías con unas variedades de panes y dulces para tentar a cualquiera, mercados y abastos con una variedad de productos incluso mayor que los de San Juan lo que me llamó mucho la atención (ni hablar si lo comparamos con los de Venezuela) y unos mini centros comerciales donde conseguimos una tienda de productos venezolanos y ¡una casa de cambio! De hecho, aproveché el paseo para cambiar otros dólares, esta vez el cambio estaba a 2500 pesos colombianos por dólar americano.

Entre Panas y Parceros, sitio de comida venezolana en Bogotá.
Por la misma zona, en días posteriores visitamos un local llamado Entre Panas y Parceros del que ya yo había escuchado hablar hace tiempo cuando me pasaron la página de Facebook de ese negocio. El local es bastante pequeño aunque un poco mas grande que un kiosko, incluso cuenta con sillas y mesas propias para los clientes y de adorno estaban las banderas de Venezuela y Colombia. El menú del local era básicamente lo que una lunchería venezolana normal puede ofrecer: empanadas, arepas, tequeños, pabellón, café, etc. Según había oído a veces vendían malta Polar y refresco de colita que llevo años que no lo tomo pero el día que fui no había.

Esperando la empanada
No recuerdo muy bien si es que ya habíamos comido o es que ya íbamos a comer en otro lado ese día pero solo pedimos unas empanadas para probar que tal era la comida del negocio. Yo pedí una empanada, no recuerdo muy bien de que era, pero lo que si recuerdo es que la empanada era grande y bastante sabrosa.

Lamentablemente desde el momento de pedir la empanada hasta tenerla ya en nuestras manos, paso casi una hora. Me pareció muy lento, no se si era que no tenían todo listo o que así es normalmente. El negocio lo atendía solo una persona, un muchacho joven bastante amable, tal vez esa fue la razón de la tardanza ya que además de nosotros habían otros clientes. Ignoro si el local cuenta con mas empleados. En conclusión, muy buen sitio para todos los venezolanos que vayan de visita o vivan en Bogotá y sientan un poco de nostalgia por la comida venezolana.

Hasta aquí esta entrada, ya continuaré en otro post mas adelante para contar otras cosas de este viaje.

Otros posts interesantes

0 comentarios