Domingo de Hospital :-(

lunes, enero 30, 2017

En la camilla de Emergencias con el "cableado"
Ya hace mas de una semana de esto pero recien ahora es que me siento a escribir del tema. Por lo que recuerdo la cosa comenzó un Jueves luego de cenar una de las famosas sopas Maruchan de esas que están listas en 5 minnutos. Esa noche dormí normal pero al día siguiente Viernes sentía el estómago extraño, pero no le hice mucho caso ya que las sopas Maruchan tienen ese efecto en mi especialmente si las como de cena.

Ese mismo Viernes no lleve almuerzo casero al trabajo por lo que a la hora de comer me decidí por un restaurante Church's Chicken que está cerca del trabajo. No comí nada fuera de lo normal, eso pienso yo. Un menú regular Pop Corn Chicken, dos biscuits y puré de papas. Al igual que el día anterior, en el momento no sentí nada aunque aun no me había recuperado del todo del efecto Maruchan.

Ya en la noche del Viernes no me sentía bien pero nada como para alarmarme, sentía como una molestia estomacal pero que no era gran cosa. El Sábado incluso salímos a pasear y hasta comí donas de KrispyKreme que estaban bastante buenas como siempre, aunque tal vez eso fué lo que detonó la bomba.

En la noche/madrugada del sábado para domingo fue el acabose. No retenía nada en mi estómago y de las ocho horas de sueño que se supone debería haber dormido no llegué ni a tres. El mismo Domingo en la mañana tuve que ir a el hospital a emergencia.

Llegué a la sala de emergencias en "Zombie Mode", si alguien de los que lea esto ha visto la serie "The Walking Dead" pues yo muy bien podría haber sido uno de los "Walkers".

Las manos, las piernas e incluso el rostro los tenía entumecidos, al punto de que no pude llenar el formulario de acceso al hospital el cual le rogué encarecidamente al personal de la sala que me lo llenará. Al rato ya en la sala de esperas de Emergencia los firmé con una letra ilegible ya que casi no podía sostener el bolígrafo.

Ya dentro de la sala de emergencias me asignan una camilla. Me tocó esperar casi una hora para ser atendido, tiempo que se me hizo eterno ya que en mi estómago tenía una especie de campo de batalla de la segunda guerra mundial en plena invasión a Stalingrado.

Por fin llega la doctora de guardia la cual mientras me revisa, le expliqué en  medio de mis balbuceos, aun seguía entumecido de cuerpo entero, lo que estaba sintiendo en ese momento y lo desastroso de mi estado.

Luego de marcharse la doctora, minutos después aparece la enfermera quien me conectó el cableado que ven en la foto de arriba, me dió unas pastillas para controlar los vómitos y me conecto al suero ya que estaba deshidratado. Además de otros medicamentos que debido a mi precario estado y a mi nulo conocimiento médico que sonaron a "Cosararadril Psicovoltáico de 10ml".

Durante el resto de la mañana del domingo me realizaron exámenes de sangre, exámen de orina y hasta un ecosonograma cual embarazado, ya estaba preocupado, nunca me habían hecho un ecosonograma. Temía que la doctora de un momento a otro me diría "felicidades en un varón".

Al final, el malestar estomacal fue controlado ¡por fin! y el diagnóstico fue una indigestión de padre y señor mío producto de lo que había comido los días anteriores.

Ahora llevo una semana en dieta y medicamentos, con antibiótico incluido. Por supuesto, de comer en los restaurantes anteriormente descritos ni hablar, no vaya a ser que me manden de vuelta al hospital.

Otros posts interesantes

0 comentarios