A cuatro meses del 23E: Maduro sigue siendo presidente

Otro mes que pasa desde aquel prometedor y esperanzador 23 de Enero de 2019 donde se dio la llamada «toma de posesión» del presidente wikipedia, perdón, del presidente encargado Juan Guaidó.

Un casi finalizado mes de Mayo que comenzó con una pseudo rebelión militar donde muchos, incluyendo los escépticos como yo, pensamos que ahora si sería el momento en que se daría el tan anhelado cambio de gobierno.

La llamada «fase final» de la #OperaciónLibertad, que al final solo sirvió para liberar a Leopoldo López de su casa por cárcel, convertirse en refugiado de la Embajada de España y utilizar nuevamente a la población como carne de cañón.

Socialista huye de un gobierno socialista a la embajada de un país que acaba de escoger a un presidente socialista

Embajada de España en Caracas, Venezuela

Dado que Leopoldo López está asilado allí, la embajada de España se encuentra ahora rodeada por los cuerpos de seguridad del gobierno Bolivariano, sumando otra tensión internacional mas a la lista.

Bueno, digo yo que eso crearía tensiones, pero estamos hablando de Venezuela y España. Es que hay que recordar que recientemente en la elecciones generales de España ganó el representante de la izquierda, es decir, de los socialistas.

Es que Venezuela es el país de lo absurdo, para muestra un botón: Juan Guaidó (socialista) ayuda a Leopoldo López (socialista) a escapar del régimen de Nicolás Maduro (socialista) para luego pedir asilo en la embajada de España (donde gobierna un socialista).

Maduro sigue siendo presidente

Es lo único que hasta la fecha, cuatro meses después del llamado 23E, sigue inamovible, Nicolás Maduro y su combo siguen en el gobierno de la aun República Bolivariana de Venezuela.

Mientras tanto, los miles de pendejos venezolanos que salieron a las calles como obedientes corderitos al matadero, haciéndole caso al «llamado» de Juan Guaidó y Leopoldo López tuvieron que regresar nuevamente a sus casas sin luz, agua ni internet para curarse las heridas, con lo que tengan dada la escasez de medicinas.

Y eso los que lograron, con suerte, regresar a sus casas. Muchos otros fueron invitados a darle compañía al resto de inquilinos de las socialistas habitaciones del Hotel Helicoide.

Otros artículos de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *