El Buen Ateo, el Mal Ateo y el Ateo Pendejo

Aun cuando no soy ateo, siempre he respetado a los del primer tipo. Respeto a aquellos cuya decisión de serlo fue hecha por propia convicción y bajo el libre albedrío y aplicando, como se supone debe ser, su propio criterio.

Lamentablemente los del segundo tipo, y mas abundantemente, los del tercer tipo se cuentan por millones, en especial en Internet, dándole muy mala reputación a esta forma de pensamiento.

El Buen Ateo, el Mal Ateo y el Ateo Pendejo
¿Qué tipo de Ateo eres?

Si tienes una opinión sobre el tema o te identificas con alguno de los ateísmos aquí expuestos, deja tu opinion mas abajo en los comentarios o envía un mensaje a través de formulario de contacto.

Nota: El video que encabeza este artículo pertenece al canal de Youtube: Adictos a la Filosofía. También si te gusta mi contenido, puedes instalar la aplicación gratuita para Android del blog.

Otros artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *