Como NO hacer un proyecto Web: AREPITAS.NET

Siempre me ha gustado el desarrollo y mantenimiento web, pero no como trabajo sino como hobby.

Desde mis comienzos con Internet, mi mayor curiosidad se enfocó al proceso de creación y funcionamiento de las páginas Web. El proceso de diseño, cómo es el proceso de mantenimiento, que tan fácil o difícil podría ser, cuanto cuesta, etc.

Tengo varios proyectos Web aparte de este blog. Estos me han dado mucho en cuanto a lo que es el proceso de montaje, diseño, mantenimiento, puesta en marcha y mucho más en relación al aspecto técnico pero muy malos ratos y decepciones a nivel personal.

Tengo planeado escribir una serie de artículos al respecto con este como artículo de inicio, en este caso voy a comentar la historia de mi mas recientemente difunto proyecto web llamado:

AREPITAS.NET: Red de MicroBloggers de Venezuela

Arepitas.net: La red social de Venezuela
Arepitas.net: La red social de Venezuela

Hablé de este proyecto en un artículo anterior llamado: Mis Proyectos Web. Este proyecto lo inicié con la idea de crear un «Twitter Clone» pero basado en el público venezolano.

Es sabido que uno de los países más twitteros del mundo es Venezuela así que, al menos en teoría, la idea era buena.

No soy programador, por lo que me puse a investigar por la web si existía algún tipo de herramienta y/o script para este tipo de sitios. Para mi sorpresa el número de opciones de software, pagos como gratis, para este tipo de sitios es bastante elevado.

Luego de unas semanas de investigación descubrí un buen software Open Source que se ajustaba a mi gusto y decidí utilizarlo.

El proceso se montaje y puesta en marcha fue bastante rápido, me llevó aproximadamente dos semanas tenerlo listo.

Una vez puesto en marcha el proyecto, comencé a darlo a conocer «spamendo» a familiares y amigos, crear una página Facebook, una cuenta Twitter y esperar a que la magia de Internet se hiciera presente.

Al principio se crearon algunas cuentas en el sitio, la mayoría de estos los mismos familiares y amigos a los que había «spameado» al principio y uno que otro que se inscribió al conocer la página en Facebook o la cuenta Twitter.

Pero pasó el tiempo y la actividad del sitio era nula. Hubo semanas en los que no había ni siquiera una sola visita, mucho menos inscripciones ni conexiones, ni siquiera mis familiares o amigos.

De vez en cuando hacia rondas de spam a los amigos de mis amigos, colocaba mensajes en la página Facebook del proyecto pero ni eso logró que la actividad subiera.

Le tomo mucho cariño a mis proyectos, soy yo quien los «pare» y los cría. Lamentablemente ante las evidencias, hubo que aceptar la realidad, así que recientemente y aprovechando el fin de año, decidí darle el punto final.

Otros artículos de interés

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *