El Chico Tranquilo por Nick Antosca (Parte 14)

«¿Quiéres pizza para cenar?» pregunto Julia. Quería mantener al chico ocupado o al menos entretenido. Habían estado viendo una película infantil en su LapTop, no tenía TV en la cabaña. Estaban sentados en el sofá de la sala.

«No quiero salir», dijo Lucas. «¿Tiene algo de comer aquí?»

«No tenemos que salir. Podemos ordenar comida», dijo Julia mientras buscaba su teléfono. «¿Cómo te gustaría la pizza? ¿Queso o Pepperoni?»

Ordenó dos pizzas grandes de Paul’s, la pizzería local, ya pondré las sobras en la nevera, pensó. ¿A que niño no le gustaría una pizza para el desayuno?

Al regresar al sofá Julia notó nuevamente el estado de fragilidad del niño. Su deseo por ayudarlo y protegerlo se hizo mas fuerte que nunca. Ahora que sabía por todo lo que el había pasado, se preguntaba a si misma si Lucas además sufriría de malnutrición.

Debió haber sido examinado por un doctor. Debieron llevarlo directamente a un hospital.

Pero no quería hacerle la noche peor para Lucas llevándolo a la emergencia del War Memorial Hospital en este momento, a una hora de camino, justo ahora que la película estaba en la mejor parte y la pizza venía de camino.

Pero podría asegurarse de hacer algunos planes para mañana. Se retiró a la cocina con su teléfono a la mano. El comisario Eastin le había dado su número.

El comisario tardó un poco en contestar la llamada.

«Si, ¿Quién es?» Sonó como si le faltara el aliento. También se escuchaba una sirena de fondo bastante cerca. Julia tuvo la impresión de que estaba conduciendo.

«Es Julia Grey. Quería pedirle algo, creo que Lucas debería ver un doctor para que lo revisara. Creo que sufre de desnutrición y dado lo que el ha estado viviendo…»

«Si, si claro… me haré cargo mañana».

«¿Está todo bien?» preguntó Julia. «¿Qué está pasando?»

«Estoy de camino a Ballard Creek. Parece que alguien salió lastimado por allá esta noche» Su voz sonaba preocupada, no era la voz del hombre seguro y confiado que había conocido en los Mudders unas horas antes.

«Señorita Grey me tengo que ir, pero hay algo que quiero informarle antes de colgar… pudimos bajar al sótano de la casa. Voy a tener que pedirle que lo mantenga en secreto. Lo que encontramos en ese sótano… muchos animales… animales muertos».

«¿Qué tipo de animales?» preguntó Julia en voz baja para que Lucas no escuchara.

«Encontramos perros en su mayoría, aunque también había algunos gatos. Algunos tenían aún puestos sus collares y placas de identificación. Todos estaban… nunca había visto algo parecido… estaban destripados».

«¿Destripados?» dijo Julia.

«Como si alguien o algo los hubiera retorcido como a una toalla destripando todos sus órganos». Dijo Eastin. «Pero lo extraño es… algunos de los animales no llevaban mas de una semana allí abajo, tal vez solo unos días».

Julia dio un vistazo a la sala. Lucas continuaba viendo la película.

«¿Qué tan grande eran esos animales?» preguntó casi suspirando.

«Pequeños, gatos y perros pequeños». El comisario sabía lo que Julia pensaba. Señorita Grey, no tengo idea de lo que pudo haberle pasado a esos animales en el sótano. Pero si no quiere al niño en su casa esta noche, lo entiendo, puede traerlo ahora a la estación. ¿Me entiende?»

«Le devolveré la llamada» contesto Julia en voz baja.

Regresa a la parte 13 | Continúa a la parte 15

Nota: Si te gusta este tipo de material te invitamos a utilizar nuestra aplicación gratuita para Android: Archivo Lovecraft.

Otros artículos de interés

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *