El Chico Tranquilo por Nick Antosca (Parte 3)

Julia estaba en la sala de profesores cuando un profesor de tercer grado llamado Bret Goucher se le acercó.

«¿Qué es eso?» preguntó.

«Una de las historias que mis alumnos escribieron» respondió Julia. Estaba organizando las hojas como si de un rompecabezas se tratara.

Pensó en el profesor Bret como una versión mayor de aquellos chicos de la universidad que creían que si se quedaban el tiempo suficiente cerca de una chica esta espontáneamente se convertiría en su novia. Bret tomó asiento.

«¿De qué niño es?»

«Lucas Weaver.»

Bret sonrió compasivamente.

«Ese niño es casi una causa perdida. Nunca lo he tenido en mi clase, pero creo que está algo desconectado de la realidad.»

«El un niño inteligente.» Replicó Julia. «Me pregunto si su padre pensará lo mismo.»

Bret dijo. «Fui a la lavandería hace algunos meses, la que queda cerca de Paul’s Pizza si mal no recuerdo. Y este niño, Lucas, llegó con un montón de sabanas, escogió una de las lavadoras, introdujo unas monedas y luego se quitó la ropa hasta quedar en calzones. Puso todo en una misma máquina y allí se quedó, semi desnudo son sus calzones de Batman, viendo como las prendas daban vueltas y vueltas.» Sonrió nuevamente.

«El no tiene mas ropa que ponerse», dijo Julia.

«Sabes», dijo Bret, «Yo también estuve en Teach for America cuando tenía tu edad, me enviaron a Baltimore. Esa gente le ponía a sus hijos los nombres mas extraños que puedas imaginarte. Tuve esta pareja de gemelos en mi clase, uno se llamaba Yahighness (Su alteza) y el otro Yamajesty (Su majestad)…»

«Me tengo que ir», dijo Julia levantándose de su silla. Había terminado de ordenar la historia de Lucas.

Regresa a la parte 2 | Continúa a la parte 4

Otros artículos de interés

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *