Crónicas del Huracán María en Puerto Rico

Ruinas del "Parque Barbosa" de Ocean Park luego del Huracán María en Puerto Rico

Y como éramos muchos, vino y parió la abuela. A poco mas de dos semanas del paso cercano del Huracán Irma, nos enteramos que otro monstruo de dimensiones apocalípticas se había formado justo detrás de éste. Este monstruo fue llamado Huracán María. En este artículo trataré de contar lo mejor posible como fue mi experiencia en el paso del Huracán María en Puerto Rico.

Tan pronto el fenómeno fue detectado, todos los cálculos comenzaron a verlo o muy cerca o directamente sobre la isla de Puerto Rico. Tenía la esperanza de que, como ocurrió con Irma, diera una “vuelta” a última hora que lo sacara de la zona pero no, mas bien con cada día que pasaba la trayectoria del mismo en dirección directa de colisión con Puerto Rico era mas evidente y no solo eso, con cada día que pasaba, el fenómeno se hacía mas grande y mas fuerte.

Antes del paso del Huracán María en Puerto Rico

Como era de esperarse, conforme se acercaba la fecha y hora de llegada del Huracán María a Puerto Rico crecía la tensión en el ambiente. Mucha de la gente en la isla aun no se había recuperado de Irma, de hecho, muchos no tenían restablecido el servicio eléctrico o de agua y ahora tenían que prepararse nuevamente para otro huracán.

Por nuestra parte, comenzamos a prepararnos con comida, agua y cosas para los niños. Gracias a Dios, nos pudimos trasladar nuevamente al área de Bayamón donde habíamos pasado antes el paso del Huracán Irma.

Según varios servicios de noticias y oficinas de gobierno estatal y federal, como la NOAA, el fenómeno estaba previsto a pasar desde la madrugada del miércoles 20 de Septiembre por lo que nos fuimos de la casa el mismo miércoles en horas de la tarde esperando que todo saliera bien.

Ya en el área de Bayamón, ayudé a los dueños de la casa con la instalación de las planchas de madera sobre las ventanas de la misma. Fue un trabajo algo arduo ya que mientras pasaban las horas comenzaban a sentirse los vientos y las lluvias repentinas propias que anunciaban el inminente paso de la bestia. De hecho en una oportunidad una fuerte ventisca repentina arrancó de golpe uno de los planchones mientras lo instalábamos, esto nos confirmó que lo que venía no era para niños.

Una vez aseguradas todas las ventanas y cerrados todos los accesos a la casa procedimos a comer y disfrutar de las últimas horas de electricidad en mucho tiempo viendo los reportes actualizados en la TV y cargando lo mas posible los teléfonos celulares para el total blackout que nos esperaba.

Durante el Huracán María

Aproximadamente a las tres de la mañana, el huracán hizo su aparición. Los dueños de la casa ya se habían despertado y estaban ubicados en los baños de la propiedad, lugar que según ellos eran los mas seguros. Nosotros hicimos exactamente lo mismo y nos ubicamos en ese lugar seguro, eramos 5 adultos, 4 niños, una perra y una gata compartiendo el espacio.

Conforme pasaban las horas, la potencia del monstruo se hacía mas evidente, los vientos que habíamos sentido con el huracán Irma no eran nada en comparación con esta bestia. Ya en horas cercanas al amanecer el agua comenzó a entrar por las rendijas de las ventanas y los espacios de las puertas por lo que con mucho cuidado y bastante temor salimos de los baños para comenzar recoger el agua que iba entrando y evitar en la medida de lo posible que la casa se inundará demasiado. La tarea fue ardua y se nos hizo interminable, el monstruo nos lanzaba agua desde todas las direcciones.

Según lo que uno de los dueños de la casa pudo captar con su teléfono celular el ojo del huracán tocó tierra poco después de las 6 de la mañana, allí fue cuando la potencia de los vientos del fenómeno se hicieron sentir en su máxima expresión. Hubo momentos en los que el golpe de los vientos fue tan fuerte que incluso hizo que se sintieran vibrar las paredes de la casa, tengo que confesar que en ese momento el temor fue grande.

El huracán siguió su paso destructor por Puerto Rico durante gran parte del día jueves, con la poca comunicación que pudimos captar por celular, mucha gente ya estaba pidiéndole a Dios que María terminara de pasar y se marchara de una vez y por todas. En algún punto de la mañana de ese mismo jueves las telecomunicaciones cayeron completamente y el servicio de energía eléctrica hacia horas que se había marchado hasta nuevo aviso.

Después del Huracán María

Oficialmente, el Huracán Maria, dejó Puerto Rico en horas de la tarde-noche del día jueves, sin embargo sus efectos siguieron sintiéndose durante buena parte de la noche de este día y gran parte del día viernes.

Estuvimos en el área de Bayamón hasta el sábado en la mañana, durante nuestro viaje de regreso a la casa en San Juan, el panorama de los alrededores era devastador. María había causado muchísimo mas daño que Irma, árboles de gran tamaño arrancados de raíz, grandes letreros electrónicos de publicidad destruidos y postes de luz caídos en forma de dominó.

Mientras estuvimos en Bayamón, pude contactarme vía mensaje de Whatsapp con mis vecinos, estos me informaron que todas las calles de la zona de Ocean Park estaban completamente inundadas y que además el supermercado cercano a la urbanización y otros negocios había sido saqueados poco después del huracán, hay que ver que la maldad y el oportunismo de algunos seres humanos en ciertos momentos no tiene límites.

Por fin, luego de un camino algo tortuoso y rezando por encontrar la casa sin mayores daños, no encontramos con las calles aledañas con el agua hasta mas arriba de las rodillas. Como sea tuvimos que pasar toda esa agua, que luego de casi cuatro días no era la mas salubre del mundo, y llegamos a la casa.

Afortunadamente, si bien las calles habían sido inundadas, la elevación propia de la construcción de la casa donde vivimos permitió que al menos el interior de la propiedad permaneciera seco y no tuviésemos que enfrentarnos con la pérdida de enseres, ropa u otras cosas.

Se calcula que pasarán meses para que, por la zona donde vivimos, tengamos de nuevo servicio eléctrico. No se sabe cuando las telecomunicaciones volverán a estar disponible al menos a un nivel medianamente confiable aunque milagrosamente el servicio de agua por la zona no ha sido interrumpido, no me pregunten como.

Los informes oficiales dicen que el Huracán maría atravesó Puerto Rico como categoría 4 aunque muchos piensan que en algún punto pudo haber llegado a categoría 5. En la memoria de los Puertorriqueños el huracán Hugo de 1989 había sido el fenómeno mas destructivo del que se tenía memoria en la historia moderna pero según los que lo vivieron, María lo sobrepasó con creces en poder y destrucción.

Por ahora solo nos queda comenzar la reconstrucción y tratar en la medida de lo posible seguir con nuestras vidas y agradecer a Dios por habernos protegido durante la furia de María.

Otros artículos interesantes

Acerca del Autor: Leslie J. Mc Curdy

Venezolano que decidió buscar su destino mas allá del Ávila, los bellos paisajes, las misses hermosas y los cuentos chinos. "Ubi Bene Ibi Patria".

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *