Lo que debimos aprender los venezolanos de los extranjeros en Venezuela. Hilos de Twitter rescatados

Hay un Youtuber/Influencer venezolano que vive en España llamado Enrique Vázquez que conocí hace algún tiempo y de los pocos youtubers que además sigo en twitter.

Este es un venezolano con doble nacionalidad, en su caso venezolano-español, que emigraron cuando todavía se emigraba de Venezuela. Al contrario de ahora cuando mas bien se huye del país.

Nunca he sido nacionalista, mi pensamiento va mas acorde con aquel refrán romano: «Ubi bene ibi patria», que mas o menos podría traducirse como: «donde estés bien allí está tu patria».

Entiendo hasta cierto punto que se pueda extrañar el país donde naciste y creciste, es lógico, pero convertir este sentimiento en la parte mas importante de tu vida y andar por los caminos mostrando este desgarro por la falta de tu tierra tiene sus limites.

Es por eso que coloco acá este hilo de Twitter rescatado, creo merece la pena dar a conocer las ideas que esta persona expresa en su hilo para que muchos entiendan de una vez que, si bien no hay que olvidar de donde se viene, también hay que cortar ese cordón umbilical que no nos deja avanzar.

Lo que debimos aprender los venezolanos de los extranjeros en Venezuela

Extranjeros llegando a Venezuela en los años 50 del siglo XX
Extranjeros llegando a Venezuela en los años 50 del siglo XX

Mi mamá cuando llegó a Venezuela de 5 años de edad, sufrió muchísima xenofobia en la escuela allá en Caracas, mis abuelos apenas sabían leer y escribir, así y todo ella salió adelante y logró graduarse en la UCV (Universidad Central de Venezuela) habiéndome tenido a mi en su primer semestre de carrera.

No sólo teniendo un niño pequeño sino que cuando me tuvo, comenzando su carrera, se mudó a Puerto La Cruz, y así y todo logró terminar su carrera, sin dramas por bullying, sin líos por ser extranjera, sin pensar «ay que será de mi que no estoy en mi país».

Por esos ejemplos de mi familia, incluyendo la xenofobia y el bullying que sufrieron mi mamá y mi tía a finales de los 50 en Caracas, por el simple hecho de ser extranjeras, por la xenofobia de la que fue víctima mi abuela en su trabajo como señora de servicio.

De los líos que tuvieron para poder comprar vivienda porque eran extranjeros a mediados de los 70 (porque les tomó como 15 años poder comprar casa), por todo lo que hicieron y siguieron adelante sin llantos ni dramas es que veo la migración como la veo.

Porque vengo de una familia de inmigrantes que se fue a otro país y decidió en su momento ver lo mejor que le podía dar ese sitio. A mi abuela le pregunté si extrañaba su país cuando llegó a Venezuela y me dijo.

«Extrañaba a mis hijas (mi mamá de 3 y mi tía de 5) que tuve que dejarlas allá dos años mientras me estabilizaba, pero en realidad aquí tenía más oportunidades y posibilidades.

Tengo hermanos que fallecieron sin que haya podido volver a verlos, pero así es la vida, uno tiene que hacer su camino y seguir adelante, sin sentirte mal porque eso sólo te hará más daño, estás donde estás y ya, sin mirar atrás.

A pesar de que nunca olvidaré mis raíces, Venezuela es el país que me dio todo y es a Venezuela a la que le debo lo que logré en esta vida, ahora te toca a ti hacer lo mismo en España, hazlo sin mirar atrás».

Si todos esos españoles, italianos, portugueses, colombianos, peruanos, franceses, polacos, alemanes y hasta croatas que se fueron a Venezuela pudieron ¿por qué no podremos nosotros en otro país?

Dejemos el drama y miremos al futuro.

¿Opiniones?

Si tienes alguna opinión que dar sobre este artículo o encuentras algún hilo Twitter que desees compartir mas allá de esa de las fronteras de esa red social puedes dejarlo en los comentarios mas abajo o contactarme directamente.

También te dejo el enlace al Tweet original por si deseas dejarle saber tu opinión directamente.

Otros artículos de interés

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *