Después de la Tormenta Earl por Puerto Rico

A casi dos años de la visita de (Don) Omar recibimos otro aguacero producto de un huracán, en esta oportunidad el susodicho se llamó Earl, como en oportunidades anteriores el huracán no pasó directamente sobre la isla, gracias a Dios, por lo que no sentimos toda su furia.

Por la zona donde vivo se sintió mas que todo el viento, lo que en horas de la tarde produjo una víctima fatal:

Después de la Tormenta Earl por Puerto Rico
Un árbol víctima del paso de la tormenta «Earl» por Puerto Rico

Los medios de comunicación, como siempre, pronosticando el apocalipsis bíblico, compren agua, insumos, esto me recuerda mucho al cuento de Juanito y el Lobo, el día que tengamos por fin al Lobo en la casa nos agarrará desprevenidos.

You might like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *