Un comunista me ataca. Respuesta a un estudiante cubano

«Un comunista me ataca» ex Compañero de Estudios. Es el título del video que encontré de Youtube y que me llamó bastante la atención.

Por lo que se puede deducir del video, la youtuber lo produjo en respuesta a una publicación de Facebook dirigida a ella por un estudiante de medicina en Cuba y ex-compañero de facultad de dicha youtuber.

El texto que le fue dedicado, y sirvió de base para el video, lo reproduzco más abajo para entrar en contexto. También puedes ver el escrito original en Facebook.

Un comunista me ataca: reproducción del texto original dedicado a la youtuber

Ruhama Fernández o Ruhama Fernandez. Bien reza un sabio proverbio que las ideologías no deberían dividir al hombre.

Por qué empeñarnos en dividir, en restar y no en multiplicar, en sumar, si en fin todos somos seres humanos, no importa ideología, sexo, color, orientación sexual, lo verdaderamente importante es la felicidad, la paz y la familia.

¿Por qué nos empeñamos en dar críticas amarillistas, sensacionalistas, destructivas que no ayudan en nada, en vez de emitir criterios positivos? que sí, al final son críticas, pero aportan solución a tu problema, al mío, en general al nuestro.

Yo me he criado bajo esta gloriosa Revolución, que no es perfecta pero es mía, la cual me ha proporcionado lo que ningún país le proporciona a ninguno de sus hijos en el mundo.

Se que tenemos problemas, si te los digo creo que hoy no acabo, pero lo que si te puedo decir con firme certeza y una inmensa convicción es de que se trabaja día a día por enmendar errores y perfeccionar nuestro sistema.

Que nosotros los cubanos pasamos trabajo, es cierto, no lo niego ni yo ni el Presidente ni nadie, sabemos las cosas malas pero conocemos a fondo lo bueno, lo que nadie nos puede arrebatar de la mano y es esa sensación de libertad, de patriotismo, es ese nivel de educación, de cultura, de hermandad que solo nosotros los cubanos tenemos.

Sabes a qué llamo patria, a mi tierra, que es libre y no quiere ser esclava de nadie, que disfruta y vive su libertad, dada en enero de 1959.

No te crítico por pensar contrario a mí, muchos lo hacen y lo sé, lo que no acepto es que denigres este sistema de salud, este gobierno que tanto hizo por ti, por tu familia, por los tuyos, por los míos, y por todos en el mundo. Parece que no tienes memoria.

Y pensar que fue ayer que gritabas a viva voz ¡Viva Fidel! ¡Viva la Salud en Cuba! ¡Viva mi Revolución! Acaso se te olvida que gracias a este gobierno es que has disfrutado de salud gratuita y de tener el placer y la dicha de haber sido un soldado más del Ejército de Batas Blancas, de estos Guardianes de la Salud, a los que hoy te encargas de calificar de Esclavos de Batas Blancas.

Sí, lo acepto somos esclavos, pero esclavos del trabajo bien hecho, del saber que hemos vuelto a casa con el orgullo de la labor cumplida, que hemos vuelto a casa con una vida salvada, con una sonrisa robada y otra regalada como mayor recompensa, de eso si somos esclavos.

En mi patria, a la que amo y defiendo por sobre todo, todo aquel que tenga la capacidad intelectual para ser médico lo es, sabes el porqué, simple y sencillamente porque tenemos derecho a escoger la carrera que deseemos sin importar nuestros recursos.

Dime cuánto te pidió este gobierno para que estuvieses en esta carrera, dime cuánto, yo tengo esa respuesta ni un solo peso.

Más bien generaste pérdida y me perdonas lo que digo, pero lo único que hiciste fue estar encerrada en tu cuarto con tu novio, sin llevarte con alguien en tu cuarto, que ejemplo inspiras, como eres capaz de decir que eres la voz de Cuba y su pueblo, de hacerte llamar futura doctora si lo único que defiendes es un sistema que interpone lo material, el dinero ante la vida.

Porque dices que eres negra como si aquí sufrieras de humillación por nuestro color de piel, eso no se perdona porque yo soy negro y jamás he recibido en mi país una pizca de rechazo por mi color, porque como dijo mi Apóstol «dígase hombre y ya se dicen todas las razas, porque hombre es más que blanco y más que negro».

Porque hablas como si en Cuba las mujeres fuesen discriminadas porque aquí todos tenemos igualdad de condiciones, pregunta en qué país del mundo las mujeres son mayoría en el Parlamento, eso yo te lo respondo, en el mío.

Que pasamos trabajo, lo admito, que hay muchas cosas que cambiar lo acepto, pero también tenemos el honor de contar con uno de los mejores sistemas políticos del mundo, aunque acepto que pienses lo contrario porque yo si se respetar sin ofender.

Yo lo que no acepto es tu hipocresía de hablar mal de mi gobierno y mi sistema, porque yo también conozco lo malo y trabajo también paso pero quiero por sobre todo que mi país mejore por eso estoy aquí codo con codo con mi pueblo y mi gobierno.

¿Por qué no le cuestionas al gobierno de Donald Trump sobre el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene sobre mi país, sobre nuestro país, al que tú supuestamente defiendes?

¿Por qué no exiges que cesen las sanciones contra Cuba para que podamos acceder a todos los recursos libremente como todos los países?

¿Por qué no exiges que nos dejen en paz? si lo único que hemos hecho es elegir nuestro destino nosotros mismos.

Me parece que te equivocaste de enemigo y que estás del lado de la historia equivocado.

No sabes que el bloqueo, que veo tu defiendes causa millonarias pérdidas al año para el país, y aún así mi gobierno no hace una sola reducción de los gastos sociales, para que personas malagradecidas como tú disfruten de salud, educación, deporte, cultura gratuitamente.

Pregúntale al Presidente Trump si ha estado al tanto de la situación sobre el COVID-19 como el mío, que todos los días trabaja y da orientaciones a su pueblo, a que no sabes eso.

Porqué el vecino del norte no se brindó a atender al crucero británico con personas infectadas por COVID-19, eso solo lo hacen los grandes de alma de corazón y espíritu, y eso somos nosotros.

Desgraciadamente el ser humano es así solo ve lo malo y no lo bueno, pero si vas a hablar mal de mí país, tu país, trabaja más, lucha más, no sabes en verdad lo que es pasar trabajo.

Tú sabes lo que es pasar trabajo, es no tener un pedazo de pan para llevárselo a la boca, es ver cómo se muere tu hijo o un familiar porque no tengas dinero para cubrirle el seguro, eso es pasar trabajo.

¿Qué haces tú?

Acaso tu mamá y tu papá que viven allá afuera no te mantienen, de que te quejas, deberían quejarse los que no tenemos familiares en el exterior pero no lo hacemos porque tenemos noción de la historia y conocemos la realidad, la que tú, mujer negra cubana opositora, te niegas a ver.

Te invito a que hables de lo bueno de mi país y no solo de lo malo, lo que te escribo no es personal pero mi patria no puedo quedar en bajo por tu opinión.

Cuba es alegría, ayuda, solidaridad, hermandad, es ser amigos, vecinos, es ser iguales, es ser libres.

Un comunista me ataca. Respuesta a un estudiante cubano
Estudiantes cubanos de la Facultad de Ciencias.
Foto original del artículo en Facebook.

Algunas notas y observaciones

Tanto el escrito de Facebook como el video son públicos, por lo que se les puede hacer un comentario directamente en ambas plataformas.

Si bien todos tenemos el derecho a expresar nuestra opinión y el derecho a réplica cuando opinamos diferente a las opiniones de terceros, no apoyo bajo ningún concepto el ataque personal.

Aprovechemos que aun tenemos un cierto nivel de libertad de expresión, que luego de esta pandemia veremos si este nivel sigue igual o disminuye, para tener un debate de altura.

Nota: El video que encabeza este artículo pertenece al canal youtube de Ruhama Fernández. También te invitamos a instalar nuestra aplicación gratuita Android: Güevonadas.

Otros artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *