#VamosPorTi el hashtag que tiene aterrorizados a los chavistas

Twitter nunca ha sido mi red social predilecta, y eso que fui uno de los primeros en mi entorno familiar y de amigos en abrir una cuenta allí (lo hice en el 2008) por lo que cuando ocurre algún acontecimiento en esta red, siempre llego tarde a la fiesta.

En esta oportunidad durante el almuerzo en el trabajo me pongo a mirar Twitter, algo que no hago muy a menudo, y me encuentro con que mucha gente esta hablando del hashtag #VamosPorTi

¿Quién es Alberto Barradas?

Hay un psicólogo venezolano bastante conocido en las redes sociales llamado Alberto Barradas quien ahora, como muchos otros venezolanos, vive en el exterior y desde sus redes sociales mantiene el contacto con su amplia cantidad de seguidores.

Como la mayoría de los venezolanos en el exterior, que no es enchufado, tiene convicciones políticas contrarias al actual sistema socialista bolivariano de Venezuela por lo que sus redes son una fuente de inspiración y referencia a la hora de criticar este sistema y a sus esbirros.

A tal punto ha llegado su notoriedad que al parecer ha sido objeto de una «persecución» por parte del estado socialista bolivariano de Venezuela, cosa que explicó en un reciente video en su canal de Youtube:

El hashtag #VamosPorTi

En un hilo de twitter publicado el 31 de Marzo de este año explica su idea de una campaña a través de las redes sociales para hacer una «guerra psicológica» a todos los personajes del chavismo, en especial a los mas conocidos.

Una campaña bautizada con el hashtag #VamosPorTi en la que se pretende investigar y obtener todos los datos personales posibles de chavistas y enchufados para hacerlos públicos en toda la internet. Esto con el objetivo de hacerles saber que no son invulnerables y que no pueden confiar en nadie.

Terror psicológico en toda regla, y viniendo de un psicólogo hay que tomarlo en serio.

Transcripción de la campaña #VamosPorTi

A continuación hago una transcripción del hilo de twitter mencionado mas arriba en el cual Alberto Barradas explica de que trata toda esta campaña y cuál es su objetivo:

«Las guerras se ganan primero en lo mental (y también se pierden allí). El régimen ha impuesto el terror, y es hora de devolverle la moneda.

Si podemos hacer algo: podemos hacer que no se sientan seguros. Si usted quiere saber cómo, lea el siguiente hilo:

Todo chavista del régimen tiene una red de cercanía. Un chófer, un jardinero, la mucama, el chamo de las bolsas, el mecánico, la secretaria, el empleado, etc.

Todos pueden ser un potencial peligro para ellos, todos están cerca y pueden hacer daño. No es necesario una invasión militar.

Imaginemos a Winston Vallenilla por ejemplo. Va a su trabajo y tiene chófer, secretaria, camarógrafo, el motorizado. Cada uno tiene cercanía y puede empezar a producir terror.

Un mensaje, una nota, una foto, lo que sea que simbolice «voy por ti».

Eso es guerra psicológica. Es decirles bajo cualquier método «estoy cerca, no estás seguro, no están seguros ni tu mujer, ni tus hijos, ni nadie».

Pongamos otros ejemplos:

Roque Valero, Roberto Mesutti, todos andan sintiéndose seguros. Van a restaurantes y playas.

Una comida, una bebida, un comensal al lado, el tipo de seguridad del restaurante, el lanchero. Todos ellos pueden empezar a emitir mensajes. Producirles terror, miedo, paranoia.

Cada personero del régimen puede ser víctima de esto, todos tienen personas que los rodean. Una ventana rota, los cauchos espichados, una pedrada fortuita, todo les va a causar terror y paranoia.

Cada persona, cada individuo, por conciencia propia, puede hacerlo. No es necesario ponerse en riesgo. La guerra psicológica no tiene que representar peligro para quien la hace.

Un individuo fortuito que pone una nota en la ventana del carro, una piedra que se lanza desde el escondite, unas gotas que se pone al agua, todo se puede hacer.

Ellos empezarán a tener miedo, sobre todo los vulnerables. Por ejemplo, es más fácil acercarse a un Winston Vallenilla o a la pérfida de la esposa que a Diosdado, pero el efecto bola de nieve llegaría hasta Maduro.

Todos empezarían a tener miedo, pánico, no sabrían en quien confiar. Y allí se empieza a ganar la guerra Psicológica, allí dejamos de ser víctimas, allí empezamos a atacar.

Los políticos que hagan lo suyo, y los ciudadanos lo nuestro. Ya basta de ser víctimas, ya basta de seguir sometidos. Empecemos desde lo psicológico. Allí les ganaremos.

Incluso guerra psicológica es escribir estos twits. Que les llegue, que se viralice, que sepan que ahora vamos a hacerlo, que sepan que estamos dispuestos y que las redes empezarán a moverse con eso.

Les dará miedo porque saben el poder de esto.

Empezará el terror para ellos.

Resultados de la campaña #VamosPorTi

Si bien tiene pocos días de haberse hecho pública, la campaña #VamosPorTi ha tenido unos resultados que han sorprendido al mismo Alberto Barradas.

La rápida efectividad que hasta ahora la misma ha tenido ha sido patente, llegando a ser tema de conversación entre Diosdado Cabello y su hija como puede verse en el siguiente video:

Por su parte Roque Valero, antiguo actor de series y tele-novelas en la época de «la cuarta» que al pasar de los años se alineó a la camarilla del chavismo publicó una de sus ya célebres rimas en twitter:

Si lo desean pueden ver las respuestas de otros usuarios a este nefasto tweet, háganse unas cotufas antes que esto no tienen desperdicio.

Dónde seguir la campaña #Vamos PorTi

Pueden seguir al psicólogo Alberto Barradas en sus redes sociales o en su página web personal por si desean darle seguimiento a esta campaña o están interesados en conocer mas de él.

En lo personal creo que la campaña ha sido efectiva aunque, conociendo a internet, temo que esto se desinflará pasados unos días. Solo el tiempo dirá si tengo o no razón.

Como nota final, haciendo memoria recordé que hace años tuve una interacción con este personaje por medio de su antiguo blog, interacción de la que hice un post aquí en su momento.

Otros artículos de interés

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *